El CEF.- pone en vanguardia la formación telepresencial

Mar, 15/09/2020

Formación telepresencial

Los números hablan por sí solos: más de 33.000 horas de formación telepresencial desde el inicio oficial de la pandemia en España. Trasladar la educación presencial al canal digital en directo es posible, y el público la está reclamando. El CEF.- Centro de Estudios Financieros ha logrado unir lo mejor de su experiencia docente y las nuevas tecnologías para demostrar que funciona. Plataformas, adaptación de contenido y formación al profesorado perfilan la metodología telepresencial del Grupo Educativo CEF.- UDIMA.

Por Alberto Orellana

Si nos preguntamos con qué cuenta el CEF.- para afrontar la enseñanza telepresencial, inevitablemente pensamos en tecnología. Y es cierto que la escuela de negocios ha reforzado sus filas con cámaras de alta definición, micrófonos de largo alcance o pizarras electrónicas. Pero, como dice Emilio Rivas, director general del CEF.-, lo más relevante son los profesores. "Contamos con un claustro que al día siguiente de haberse declarado el estado de alarma ya estaba dando clase bajo esta modalidad".

Según cuenta, la dilatada historia del Grupo Educativo en formación a distancia ha permitido que los docentes estuvieran habituados a interactuar con el alumno a través de plataformas y estudios de grabación.

"Durante más de 40 años hemos ofrecido una formación presencial de altísima calidad, reconocida por empresas y por profesionales. Hemos sido líderes de formación a distancia, lo que nos llevó a crear la Universidad a Distancia de Madrid, UDIMA. Ahora pretendemos fundir lo mejor de cada metodología para ofrecer una formación telepresencial de altísima calidad", desgrana.

A pesar de todo, en el CEF.- no se ha querido dejar nada al azar. Por ello, se ha reforzado esa experiencia con un curso de "actualización" para los profesores a la hora de aprovechar mejor todas las herramientas que implica el modelo telepresencial.

La clave: participación del alumno

"El curso lo han realizado más de 350 profesores", comenta Rivas, "y una cantidad similar han asistido a los 8 talleres prácticos que hemos realizado desde el 31 de agosto hasta el día 9 de septiembre". Este curso consta de tres pilares que buscan aprovechar al máximo las opciones digitales para adaptar el contenido y hacer que los alumnos vean que pueden participar igual o mejor que en una clase presencial.

El primer pilar está enfocado en la mecánica de la clase (cómo plantear el objetivo de cada sesión). El segundo trata de completar los conocimientos del docente sobre las aplicaciones disponibles para dar la clase (videoconferencia, aulas virtuales, etc.) para hacer partícipes de la lección a los estudiantes. Por último, la formación de apoyo se ha volcado en ver cómo adaptar cada contenido del programa docente (exámenes, tareas prácticas) para "que la tecnología no sea una barrera", sino todo lo contrario, explica Rivas.

Para mejorar la experiencia en la enseñanza telepresencial, el CEF.- también ha hecho cambios en las propias aulas (además de en el material técnico mencionado). En algunos casos "hemos modificado las zonas de máxima iluminación para evitar reflejos", señala.

La idea es que los profesores puedan "sacar la mejor parte" de las herramientas. Ya sea con el lenguaje corporal ante la cámara (como en clases presenciales) o "compartiendo aplicaciones, presentaciones, haciéndoles trabajar en grupo...", ilustra el directivo. La clave es fomentar la participación de los alumnos.

En definitiva, el uso de canales telepresenciales no es algo nuevo para el Grupo Educativo CEF.- UDIMA, que en los últimos años "ya hacía uso de herramientas de telepresencia para realizar defensas de un trabajo fin de máster o para lo que nosotros llamamos 'cantar' temas de una oposición ante un preparador", recuerda Rivas.